Nobel de Economía Paul Romer dice clave contra COVID-19 es masificar las pruebas

In El Mundo
abril 25, 2020
0 Comments

El premio Nobel de Economía Paul Romer, considera que la clave para vencer el COVID-19 es masificar las pruebas para determinar quiénes están contagiados, y no la premisa que defienden funcionarios de salud de que es más importante saber los que se han recuperado.

Romer afirma que “es nuestra obligación moral” proteger a los trabajadores esenciales que se están exponiendo al trabajar como enfermeras, médicos, policías y conductores.

En una amplia entrevista para el portal digital de noticias en español de BBC Mundo, bajo la firma del periodista de Alaís Alegretti, publicado este viernes, Romer aborda respuestas económicas convencionales para salvar vidas y reanudar las actividades productivas, ante la actual recesión que desde hace más de dos meses se siente en casi todas naciones como consecuencia de la pandemia provocadas por el virus COVID-19.

La publicación inicia con la recomendación del economista de que si el Gobierno quiere salvar vidas y reanudar la economía, “el camino es aumentar las pruebas de coronavirus y la producción de equipos de protección, para que las personas puedan volver a trabajar incluso si el virus está circulando”.

El profesor en la Universidad de Nueva York, dijo que las respuestas económicas convencionales para combatir una recesión “no van a funcionar hasta que las personas puedan volver a trabajar con seguridad”, así como que es “un desperdicio de recursos” intentar que las personas vuelvan al trabajo si no se ha encontrado la manera de que sea seguro volver a hacerlo”.

Romer agregó que la crisis generada por la pandemia puede ser peor que la Gran Depresión “si los gobiernos no actúan rápidamente para asegurar que las personas vuelvan a trabajar con seguridad”.

El economista estadounidense critica la posibilidad de crear “pasaportes de inmunidad”, una opción que se ha considerado en países como Brasil y Reino Unido, para permitir la circulación de personas que se han recuperado de COVID-19. Esta medida conduciría, según el académico, a muchas infecciones y muertes.

Política sin sentido

“Esta política no tiene sentido, a menos que usted quiera que la mayoría de las personas en su economía se contagien, entiende que algunas de ellas morirán, y luego, después de eso, dejará que las personas que se recuperen vuelvan al trabajo”.

Romer, quien fue economista jefe del Banco Mundial, dice que es nuestra “obligación moral” proteger a los trabajadores esenciales que se están exponiendo al trabajar como enfermeras, médicos, policías y conductores.

Plantea que se deben detener “todas las otras actividades productivas y dedicar todos nuestros recursos a la producción de equipos de protección que estos trabajadores necesitan para estar seguros cuando interactúan con el público”.

A su juicio, actualmente no se está luchando lo suficiente para producir el equipamiento que se necesita.

Al preguntársele la razón por la cual afirmaba que los epidemiólogos deberían centrarse en su área y señalar la cantidad de pruebas necesarias para volver a la normalidad, Romer respondió que si puede hacerle pruebas a más gente eso va a salvar vidas y ayudar a recuperar la economía.

“Algunos funcionarios públicos responsables de la salud y algunos epidemiólogos dicen que no es factible diagnosticar a más personas, que nunca lograríamos hacer eso”, sostuvo.

De inmediato añadió que funcionarios y epidemiólogos lo que quieren es recomendar otras políticas para contener la pandemia, y eso está bien. Pero no tienen el conocimiento necesario para descartar una política basada en pruebas argumentando que “no importa si eso va a contener la pandemia, ya que nunca la adoptaremos, entonces para qué pensar en ello»

“pasaportes de inmunidad”

Cuando el periodista Alegretti le preguntó su parecer sobre la viabilidad del planteamiento de Reino Unido y Brasil de crear “pasaportes de inmunidad”, su respuesta fue tan inmediata como firme:

“Esta política no tiene sentido, a menos que usted quiera que la mayoría de las personas en su economía se contagien, algunas de esas personas morirán, y luego, después de eso, dejará que otras se recuperen vuelvan al trabajo. Esa política conducirá a muchas infecciones y muchas muertes”.

Continuó aseverando que su propuesta no es hacer pruebas para ver quién se recuperó de la enfermedad, sino que se refiere a hacer pruebas para ver quién está contagiado y si lo está, debe estar aislado.

“Esa es la diferencia entre la prueba de anticuerpos, que puede decir si la persona se ha recuperado; y la prueba de virus, que comprueba si alguien está enfermo o infectado.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *