“¡Se hunde el barco! Mi querido Capitán ” ¡al agua!

In Opiniones
mayo 11, 2020
0 Comments

Por Andrés Fortunato Victoria“¡Se hunde el barco! Mi querido Capitán”, es una canción que desde hace muchos años hemos venido escuchando y que hoy, tristemente se está haciendo realidad. Se hunde el barco que, con mucho ingenio, dedicación, pasión, visión y grandes sacrificios, construyó el Profesor Juan Bosch, junto a otros grandes y dignos dominicanos y dominicanas.

“Se hunde el barco” del Partido de la Liberación Dominicana –PLD-, y lo dejarán vacío, porque ya no aguanta más el peso del egoísmo engendrador de grandes errores e ingratitudes que han venido cometiendo su Presidente Danilo Medina y el Comité Político, del 2015 a la fecha.

Todos sabemos que, en política, como en la vida, el egoísmo nubla el pensamiento y la razón, hasta caer en la autodestrucción. Si observamos los conceptos que sobre la autodestrucción nos Plantean Nietzsche y Montesquieu, nos daremos cuenta de lo que ha estado pasando en la clase dirigencial del partido que, lamentablemente está a la deriva.

Nietzsche nos señala, que “el ser humano: hace todo lo que puede, no para conservarse sino para llegar a ser más” (eso es egoísmo), porque, de acuerdo al mencionado filósofo, “todo lo que sucede y toda intención” (de los egoístas) “se pueden reducir a la intención de aumentar el poderío”. “En definitiva, el crecimiento por el afán de grandeza”. Así como “la corrupción de los principios y de las lealtades”, hasta llegar a la ingratitud más grosera, como lo es el haber creado una crisis que degeneró una división dentro de esa y caduca organización política.

Montesquieu, siguiendo la dirección de Nietzsche, al hablar de la autodestrucción señala, que esta “gira en torno a la obsesión por el automantenimiento en el poder cuando las condiciones objetivas no lo permiten y, por lo tanto, en desmedro de la obra realizada”, “obsesionados en mantener el poder sin preocuparse de conservar parte de sus logros por medio de retiradas planificadas”, “perdiendo el sentido de la prudencia”. (Ambas citas del libro “EL MANEJO DEL PODER”, de Leonte Brea, págs. 143 y 144).

La reforma constitucional del 2015, para impedir la vuelta al poder del Dr. Leonel Fernández, por puro egoísmo y en un vulgar acto de ingratitud hacia el líder que logró dirigir con éxitos inigualables, al PLD, al poder en el periodo 1996-2000 y luego de 2004-2012, dejando instalado, a su compañero Danilo Medina acompañado de un partido unido y con las condiciones, para continuar en el poder de manera democrática, así como la obstinación de querer reformar la Constitución en el 2019, para continuar en el poder y cerrarle el paso a Leonel Fernández, es lo que ha hecho despertar a muchos dirigentes y militantes de ese naufragado partido, prefiriendo éstos saltar de ese barco que va hacia el fondo del mar político, y ya en sus aguas nadar y subir en un barco más seguro: el barco de la Fuerza del Pueblo, cuyo timonel los llevará a un puerto SEGURO. El 5 de julio quedará un hueco en el PLD. ¡SE HUNDE EL BARCO! ¡Al agua!!

Share Button

One Response to “El resentimiento con causa o sin causa, destruye.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *