Presidente de Haití destituye a ministro de Justicia

In País
julio 10, 2020
0 Comments

La decisión presidencial se notificó horas después de una marcha de pandilleros por las calles de Puerto Príncipe, exhibiendo sus armas y haciendo disparos al aire.

El presidente de Haití, Jovenel Moïse, destituyó la noche de este jueves (09.07.2020) a su ministro de justicia , Lucmanne Délille, pocas horas después de que el funcionario endureciera el tono ante la impunidad de las pandillas.

Nombrado por decreto presidencial, Rockfeller Vincent, quien encabezaba la unidad de lucha contra la corrupción desde enero, es el cuarto titular de justicia que tiene Haití desde que asumió el cargo Jovenel Moïse en febrero de 2017.

Unas horas antes de su destitución, Délille, que había sido nombrado en marzo, aseguró en una conferencia de prensa que la policía identificaría y daría con el paradero de los pandilleros que desfilaron impunemente en la capital haitiana el martes.

«Haití no es una república bananera donde los vagabundos, delincuentes y criminales pueden hacer lo que quieran», dijo Délille.

Acompañados por docenas de personas, miembros de pandillas marcharon el martes por las calles del centro de Puerto Príncipe exhibiendo sus armas y disparando al aire. Ninguna unidad policial intervino para interrumpir esta marcha, que algunos de los participantes transmitieron en vivo a través de las redes sociales.

Represión policial a marcha pacífica

El lunes la policía había dispersado brutalmente una concentración de ciudadanos frente al Ministerio de Justicia denunciando que tenían una esperanza de vida «de 24 horas renovables» a causa de la inseguridad.

Una semana antes, un primer intento de realizar una protesta allí fue impedido por las fuerzas de seguridad, que habían perseguido a los manifestantes y les habían arrancado las pancartas de las manos.

Al ser consultado en la conferencia de prensa por estos episodios de represión policial, Délille dijo no estar al tanto. «Vamos a averiguar para saber cómo ocurrieron las cosas para corregirlo», respondió.

En un mensaje enviado a la AFP este jueves, la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití, una misión política especial, expresó su «preocupación por el uso de armas de baja letalidad, incluido el gas lacrimógeno, con manifestantes pacíficos que no representan ningún peligro inminente o evidente».

Recordando la importancia del derecho a manifestarse y la libertad de expresión, Sylvie Tabesse, embajadora de la Unión Europea en Haití, indicó por su parte que «ciertamente» no es «normal que una población que reclama mejores perspectivas de vida sea blanco de represión».

mg (afp, Le Nouvelliste)

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *