¿“Crowdfunding” para edificios patrimoniales dominicanos?

In Destacadas
diciembre 17, 2017
0 Comments

SANTO DOMINGO. “Wow”, fue la expresión de un lector de Diario Libre cuando el 5 de diciembre leyó la noticia titulada: Venden castillo abandonado en Francia a 6.500 internautas por 500.000 euros.

“Opino igual que tu. Waaaooo”, le respondió una lectora. El primero siguió la conversación: “Jajaja… ¿Sabes de alguna edificación abandonada en RD? Podemos comprarla entre un grupo”.

La información que les sorprendió era una nota de la agencia AFP que indicaba que los “Amigos” del castillo de La Mothe-Chandeniers y la plataforma de financiamiento colectivo o de crowdfunding Dartagnans.fr habían dado 80 días para reunir 500.000 euros para la compra de la vieja edificación. Alcanzaron el objetivo desde el 1ro. de diciembre y, hasta ese entonces, 6.500 usuarios de Internet eran los propietarios.

Si se alcanzaban los 500,000 euros los promotores informaron que se crearía una empresa con todos los donantes que se convertirían en los propietarios del monumento. Si excedían del millón de euros, en las siguientes etapas, los fondos se usarían para trabajos de seguridad y restauración.

En su página web Dartagnans informa que está regulada por las autoridades francesas. Su misión es ayudar a las partes interesadas en el patrimonio, el arte y la cultura a encontrar financiación a través del patrocinio 2.0. Su plataforma de crowdfunding busca promover y preservar estos sectores en Francia.

Entre los proyectos que la entidad exhibe en su portal está uno para salvaguardar y desarrollar el antiguo monasterio de Sainte-Croix que –según se indicó en la campaña- tenía problemas de filtración y de inundación cuando llueve. Para este se recogieron 15.205 euros de 137 contribuyentes.

¿Se puede hacer algo similar en la República Dominicana y que un colectivo se encargue de un patrimonio monumental?

Filias Bencosme, consultor jurídico del Ministerio de Cultura, respondió esa inquietud. “La legislación aquí no te prohibe que tú seas propietario de inmuebles de ese tipo, un ejemplo son los inmuebles que están en la Ciudad Colonial, muchos de ellos corresponden a propiedad privada. Lo que pasa es que la propiedad de esos inmuebles conlleva un cuidado y un manejo que lo da Patrimonio Cultural”.

¿Y si un colectivo compra el inmueble y le da mantenimiento?, se le preguntó. “Tú eres el propietario del inmueble y tú vives en el inmueble, pero toda la intervención que tú le realices al inmueble debe tener la aprobación de Patrimonio Cultural”, explicó.

El Comité Dominicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) informó recientemente que 12 monumentos y sitios del patrimonio cultural dominicano se encuentran en peligro. Entre estos están la Iglesia Santa Bárbara, las ruinas del monasterio de San Francisco y el Teatro Agua y Luz, en Santo Domingo; y el hotel Mercedes y la casa número 26 de la calle Benito Monción, en Santiago.

También, la casa grande de Palavé, en Santo Domingo Oeste; el conjunto de casas de madera, de Sánchez; el edificio Morey, ubicado en San Pedro de Macorís; la Casa de Cristóbal Colón, en La Isabela; las cuevas del Pomier o de Borbón; el sitio de la fundación de la villa de Santo Domingo, en Santo Domingo Este; y las ruinas de La Concepción de La Vega Vieja.

Bencosme enfatizó en que la Constitución dice que todos los bienes del patrimonio cultural que son propiedad del Estado son intransferibles, o sea que no se pueden vender.

Él se refería al artículo 64 de la Constitución de la República Dominicana que dice: “El patrimonio cultural de la Nación, material e inmaterial, está bajo la salvaguarda del Estado que garantizará su protección, enriquecimiento, conservación, restauración y puesta en valor. Los bienes del patrimonio cultural de la Nación, cuya propiedad sea estatal o hayan sido adquiridos por el Estado, son inalienables e inembargables y dicha titularidad, imprescriptible. Los bienes patrimoniales en manos privadas y los bienes del patrimonio cultural subacuático serán igualmente protegidos ante la exportación ilícita y el expolio. La ley regulará la adquisición de los mismos”.

Para el año 2018 el Ministerio de Cultura tendrá un presupuesto de RD$2,510 millones, de los cuales solo RD$102 millones se dedicarán a la preservación del patrimonio monumental.

Diario Libre quiso determinar con las autoridades del Ministerio de Cultura si es posible que en casos como la Iglesia Santa Bárbara (donde bautizaron al patricio Juan Pablo Duarte), que está deteriorada y el Gobierno no le da el mantenimiento que corresponde, se pueda hacer una campaña para que la gente se encargue de su ornato. No se consiguió la respuesta.

via: Diario Libre/Nehemías Alvino

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *