12 millones de hectáreas de selvas tropicales se destruyeron En 2018

In El Mundo
abril 25, 2019
0 Comments

Particularmente preocupante es la desaparición de 3,64 millones de hectáreas del llamado bosque tropical primario, que contiene árboles particularmente antiguos y almacena mayores cantidades de carbono que otros bosques.
En 2018 el mundo perdió 12 millones de hectáreas de selvas tropicales, el equivalente a la superficie de Nicaragua, indicó este martes (23.04.2019) el Instituto de Recursos Mundiales (WRI), entre ellos 3,64 millones de selvas vírgenes, fundamentales para el clima y la biodiversidad.

Los países más afectados son Brasil, Indonesia, República Democrática del Congo, Colombia y Bolivia, indicó el WRI. Según este informe anual, realizado por Global Forest Watch, 2018 fue el cuarto peor año en términos de deforestación de la selva tropical, por detrás de 2016, 2017 y 2014.

Los datos fueron compilados por la Universidad de Maryland, según Global Forest Watch, utilizando la evaluación de imágenes de satélite. Al capturar carbono en la atmósfera, los bosques desempeñan un papel enorme en la regulación del clima de la Tierra.
Ghana: ¿qué pasa con la chatarra europea?
«Es tentador aplaudir un segundo año de bajada tras el pico de 2016», comenta Frances Seymour, de WRI, «pero si observamos los últimos 18 años, está claro que la tendencia mundial sigue al alza». La pérdida de selvas tropicales vírgenes representa una superficie equivalente a la de Bélgica.
República Democrática del Congo
El ritmo de destrucción de las selvas vírgenes es muy inquietante en República Democrática del Congo (RDC), mientras que se desaceleró en un 63% en Indonesia gracias a medidas gubernamentales y a dos años relativamente húmedos, que hicieron disminuir los incendios. Sin embargo el fenómeno El Niño podría tener efectos negativos para 2019.

Brasil: la deforestación en Amazonia
Brasil es el país que perdió más superficie de selvas vírgenes, por delante de la RDC e Indonesia. La situación podría empeorar en Brasil ya que, según la ONG Imazon, la deforestación en Amazonia brasileña aumentó 54% en enero de 2019, desde la llegada al poder del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, con relación a enero de 2018.

En Colombia, la pérdida de selva virgen aumentó 9% entre 2017 y 2018, debido a que el acuerdo de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) posibilitó un mayor acceso a algunas zonas. WRI señala también la situación en Ghana y en Costa de Marfil, los países que perdieron más porcentaje de selva virgen entre 2017 y 2018, un 60% y 26% respectivamente.

FEW (AFP, dpa)

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *